OPINIÓN

¿HASTA CUÁNDO LOS PROBLEMAS?


problemas


Por: Astolfo Sangronis Godoy, 08-07-15.

astolfosangronis@yahoo.com

Desde 1999 hemos visto como han evolucionado los planes de la patria hasta llegar al Segundo Plan Socialista (2013-2019), estos planes se caracterizaron por marcar el rumbo de la revolución señalando las estrategias para fortalecer la patria. El actual Plan de la Patria se distingue por describir las líneas de acción (objetivos históricos), también cuenta con datos concretos de cómo se ejecutaran esas líneas. Sin embargo a pesar de tocarlo de manera parcial no se establece de manera general el ¿cuándo se concretará la solución estructural de los problemas?

Es cierto que nuestro país tiene problemas de distintos tipos, unos más graves que otros, la mayoría heredados de la descomposición y dependencia propia del modelo capitalista, pero otros problemas más recientes están asociados más bien a los mecanismos de defensa del modelo capitalista, que se evidencian al momento en que nuestro gobierno intenta tocar las bases que lo sostienen. En ambos casos dichos problemas nos afectan y el gobierno (principalmente) tiene la obligación de dar una respuesta efectiva.

Uno puede pensar que si todavía hay problemas menores sin resolver, como avalar un permiso médico en el Seguro Social, cómo es posible darle respuesta a problemas mayores como la inseguridad o el autoabastecimiento. Sin embargo una pieza clave que conforma la respuesta a estos problemas estructurales es la designación de una fecha estimada para la solución de estos problemas. Esta idea fue puesta en marcha por el presidente Hugo Chávez cuando anunció la Gran Misión Vivienda Venezuela donde se propuso solucionar el inmenso, y aparentemente eterno, problema del acceso a la vivienda en nuestro país. Esta Misión se propuso la construcción de 2.000.000 de viviendas en 7 años para compensar el déficit actual.

Actualmente se ha avanzado un 35% de la meta final, aunque es cierto que no todo ha sido perfecto y han surgido algunos problemas en la ejecución de dicho plan, esos problemas representan un porcentaje muy bajo en comparación con las viviendas ejecutadas y entregadas exitosamente. Cientos de miles de personas viven en su nuevo hogar, logrando tener una respuesta eficiente por parte del Estado revolucionario. Este ejemplo puede servir para ser aplicado en todos los ámbitos de la gestión del Estado.

Podemos preguntarnos ¿cuándo estarán las escuelas del país en perfecto estado? ¿Cuándo lograremos el autoabastecimiento de alimentos y medicinas? ¿Cuándo dejaremos de depender del petróleo? Son preguntas que todavía no tienen respuesta, pero tenemos que trabajar en ponerle fecha a esos temas o seguiremos atendiendo lo urgente sin resolver lo importante. Hace unos años si nos hubiéramos preguntado ¿cuándo se resolverá el problema estructural del acceso a la vivienda? Posiblemente habríamos contestado: Nunca! No obstante Chávez logró darle respuesta: ¡para diciembre del año 2019! ¿Se acabará con el problema de la vivienda en esa fecha? Todo indica que así será o, en el peor de los casos, de no cumplirse en un 100% el problema de la vivienda dejará de ser estructural. Más allá de que un plan específico se cumpla lo importante es que todos los planes a realizar estén enmarcados dentro de este principio.